Endeudan a juarenses por 25 años con el Bravobus

Fideicomiso de Puentes licita obras comprometiendo los ingresos del peaje de al menos cuatro sexenios
Sin decir que se trata de dinero prestado con el que ya se endeudó a los juarenses por los próximos 25 años -equivalentes a cuatro periodos de gobierno de seis años- el Fideicomiso de Puentes Fronterizos Chihuahua (FPFCH) que administra el gobierno estatal dispuso de la totalidad de la linea de crédito que el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) le autorizó por dos mil millones de pesos, poniendo como garantía los ingresos de los puentes fronterizos.

Esa línea de crédito tuvo como objetivo -en principio- que el gobierno estatal pudiera hacer frente a compromisos financieros propios de la concesión que recibió en 2016, como el pago de una indemnización de 450 millones de pesos a la anterior concesionaria del puente Zaragoza -Promofront- y un presupuesto de hasta 603 millones de pesos para obras de modernización en los cuatro puentes internacionales, de los cuales a la fecha ya han comprometido 363 millones.

Licitaciones, documentos y reportes financieros obtenidos en una investigación periodística de Norte Digital apuntan a que por la promesa de “devolverle a Juárez lo que en justicia le corresponde”, antes de que termine su periodo de gobierno en septiembre de 2021, la administración encabezada por Javier Corral le habrá metido la mano al cajón del Fideicomiso por la friolera de mil 553 millones de pesos para realizar obra pública a rajatabla.

De acuerdo con analistas políticos, esa decisión podría tener su explicación en el próximo proceso electoral de 2021, durante el cual el partido del gobernador necesitará presumir logros frente a la ciudadanía, para evitar a toda costa la llegada de Morena al Palacio de Gobierno.

Entre las partidas para las que se ha destinado el endeudamiento destacan 80 millones de pesos que se “apartaron” para el Centro de Innovación e Integración en Tecnologías Avanzadas (CIITA), mismos que a la fecha continúan depositados en una cuenta a la espera de que el Instituto Politécnico Nacional ponga su parte y le de para adelante al proyecto propuesto por la secretaria de Innovación Alejandra De la Vega, empresaria paseña cuyas miras siempre han estado en atraer grandes inversiones internacionales, sin importar si la ciudad cuenta o no con el desarrollo social y humano base para las mismas.

Las otras obras proyectadas, en proceso de adjudicación e incluso algunas ya en construcción, financiadas a través del endeudamiento, son:
Pavimentación en el bulevar Zaragoza, relacionada con la modernización del BRT 1, en la que se autorizaron 66.6 millones de pesos.
Construcción de Paso deprimido Las Aldabas y Francisco Villarreal Torres, en el que se destinaron 51.3 millones de pesos.
Construcción de Paso deprimido Ejército Nacional y Francisco Villarreal Torres, en el que se dio el visto bueno a 80.1 millones de pesos.
Construcción de Paso deprimido Sorgo y De las Torres, para del que se aprobaron 76 millones de pesos.
Construcción de Paso deprimido Santiago Troncoso y De las Torres, en el cual se dieron 75.5 millones de pesos.
Construcción de paraderos y otras obras de BRT 1 y 2, fueron canalizados 185 millones de pesos.
Construcción de obras hidráulicas por 375 millones de pesos, incluidas las que se hacen en el Parque Central, Pradera Dorada y la zona centro.
Además de lo anterior, en la última reunión del Comité de Inversiones el 9 de julio de 2020, se palomearon los siguientes recursos:
59 millones de pesos para obras adicionales en el BRT 1.
151 millones más para la ruta pretroncal Francisco Villarreal.
60 millones para el paso a desnivel en Palacio de Mitla y De las Torres.
76.2 millones para pavimentación de rutas alimentadoras.
185 millones para restauración del paisaje y funcionamiento del Parque Central.
En total son mil 402 millones de pesos que sumados a los 450 millones de la indemnización a Promofront y los 363 millones de obras de modernización en los puentes internacionales, suman dos mil 215 millones de pesos, con lo cual ya se estaría por arriba de la linea de crédito autorizada por Banobras que fue por 2 mil millones.

Con la aclaración de que para obras únicamente había disponibles mil 557 millones de pesos.

De acuerdo con documentos del propio Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua avalados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (STC), consultados para este reporte, el objetivo del organismo es “optimizar las obras de infraestructura a fin de potenciar la competitividad y el desarrollo regional del municipio de Juárez”, al tiempo que se realicen “acciones que hagan más eficiente el intercambio de mercancías y personas a través de estos cruces fronterizos”.

En ese sentido el Título de Concesión en su condición 25.3 dice que debe haber un orden de prelación, o de prioridad, en el que primero se terminara la modernización y después se pudieran tomar remanentes para obras en la ciudad.

De acuerdo con los documentos consultados el gobierno estatal optó no solo por omitir el cumplimiento de la condición 25.3 adelantándose a hacer obras; también decidió tomar toda la linea de crédito para hacer mucha obra en 2 años, en vez de realizar únicamente la que le permitieran los remanentes que cada año deja el peaje.

Los propios informes mensuales del Fideicomiso -consultados para este análisis- indican que cada año dichos remanentes suman un promedio de doscientos millones de pesos lo cual significa que el organismo pudo haber realizado obras por ese monto anual sin necesidad de comprometer recursos de las próximas generaciones.

Especialmente si se considera que pueden presentarse contingencias migratorias o de salud -como las vividas este año y el año pasado- que pueden afectar severamente los ingresos en los puentes.

Por ejemplo en 2020, de los 290 millones de pesos que tiene presupuestado en gasto el Fideicomiso de Puentes Fronterizos de Chihuahua, casi la mitad serán para pagar el servicio de la deuda, es decir, 140 millones de pesos, de acuerdo al último informe del director Sergio Madero, del que Norte Digital conserva una copia.

Dicho de otra manera, en lugar de conformarse con usar los remanentes que cada año dejaban los puentes -como se había hecho hasta la administración estatal anterior- el gobierno de Javier Corral optó por la vía del endeudamiento a largo plazo.

El objetivo fue, como ya se ha visto, hacer la mayor cantidad de obras posibles antes que termine el actual periodo de gobierno, sin importar que ya se haya acabado la linea de crédito y que sea con dinero de las generaciones futuras.

[srs_total_visitors] [srs_total_pageViews]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *