Inundación inevitable afectó a 151 mil

El último corte de Protección Civil Federal reportó 28 personas fallecidas en tres estados por las intensas lluvias
Hasta el momento, 229 mil 440 personas en Veracruz, Chiapas y Tabasco han sido afectadas por las fuertes lluvias, de las cuales 151 mil 471 son tabasqueñas, 54 mil 976 chiapanecas y el restante veracruzanas, registró en el último corte la Coordinación Nacional de Protección Civil, que también actualizó el saldo de 28 fallecidos en los tres estados.

En Tabasco, la afectación fue mayor debido a la decisión del gobierno federal de dirigir el agua de la presa Peñitas a la planicie tabasqueña, lo que perjudicó a municipios y comunidades chontales, con lo que se evitó la inundación de Villahermosa, donde viven más de 300 mil personas.

Pero lo que no se pudo evitar es que más de 50 por ciento del plátano (para consumo nacional y exportación a China), del maíz y otros cultivos de al menos cinco municipios, considerados los más críticos, se salvaran.

En la mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que le dolió mucho el inconveniente de soltar el agua de la presa, pero era necesario para evitar una desgracia mayor, pues los técnicos de la CFE tenían planeado desfogar una cantidad mayor a la que finalmente se sacó del vaso.
“Medimos de que se iba a ir al agua estas comunidades, pero no como en otras ocasiones que ya el volumen era menor, además del desagüe, y optamos por cerrar la compuerta (de Villahermosa).

“Yo he estado pendiente y, sí, hay inundación en Jalpa, en Nacajuca, pero no mayor, y estamos ahí atendiendo a los damnificados; tenemos albergues. La zona más crítica es Centla”, dijo.

Se comprometió a reparar los daños entregando recursos para que los damnificados compren sus enseres, sus camas, refrigeradores, estufas y todo lo que hayan perdido en estas inundaciones.

Anunció la publicación de un decreto para que las presas se manejen bajo estándares de protección civil. Ahora las cuatro presas del río Grijalva van a tener un canal ecológico y que mantengan vacíos los vasos durante la temporada de huracanes y frentes fríos.

Cuestionó a quienes lo criticaron en el sentido de no se mojó en las inspecciones que hizo. “Ahora, me dicen: ‘a ver mójese’, pues no me puedo mojar nada más por la foto. No, estoy haciendo lo que corresponde, que eso ayuda más.

“Además, les digo a mis paisanos, nada más para tomarme la foto me mojo, me enfermo y ¿qué se gana con eso? o que no guarde yo la sana distancia, me enferme de COVID, pues tampoco”, consideró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *