La 4T privilegia a municipios de mayor ingreso en vacunación contra COVID

Se deja al último a los municipios de menores ingresos, ubicados sobre todo en el sureste del país como Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, asegura un análisis del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM

La primera etapa de vacunación contra el Covid  establecida por el gobierno federal que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador se privilegia a los municipios de mayor ingreso como San Pedro Garza, en Nuevo León, considerado el de mayor poder adquisitivo del país y se deja al último a los municipios de menores ingresos, ubicados sobre todo en el sureste del país como  Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, asegura un análisis del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM.

El reporte detalla que el gobierno ha distribuido alrededor de 470 mil dosis en todo el país donde estados como  Oaxaca y Chiapas, de las entidades más pobres, han sido los últimos en recibir la vacuna.

Mientras tanto el Estado de México y la Ciudad de México, en el epicentro de la pandemia, se han repartido la mayor parte de los virales, 39.000 para cada territorio.

“Otras entidades federativas con una alta actividad epidemiológica han recibido menos vacunas en comparación con otros Estados con menor registro de casos”, explica el coordinador del LACEN de la UNAM, Ignacio Martínez

San Pedro de Garza García, el municipio más rico de México, ha sido de los primeros en recibir las inyecciones pese a no tener tanta letalidad como otros municipios más pobres, asevera el documento del Lacen.

Ambos municipios se encuentran en el mismo rango de personas contagiadas pues, San Pedro Garza García cuenta con 1324 casos activos mientras que Tapachula son 1351, empero, en el caso de defunciones no están a la par: San Pedro Garza García cuenta con 51 defunciones mientras que Tapachula cuenta con 205 defunciones,  es decir, 4.01 veces más.

El reporte sostiene que “sin duda la pandemia del  Covid ha incrementado la brecha de la desigualdad regional en México”,  donde la productividad industrial y su aporte al Producto Interno Bruto (PIB) parecen inclinar la balanza a la hora del proceso de vacunación contra el Covid.

“Se podría argumentar que Nuevo León debería ser de las primeras entidades con acceso a la vacuna por su productividad industrial y su aporte al Producto Interno Bruto, sin embargo, el diseño de la estrategia de vacunación va encaminado a la valoración de la vida humana por encima de cualquier interés económico”, establece

Bajo esta lógica—agrega el documento–, los municipios más rezagados y con menos oportunidades deben ser priorizados, como el caso de Tapachula  que debería ser de los primeros en obtener inmunidad ya que su población en situación de pobreza es de 54.4% mientras que en San Pedro Garza García es de 5.1%, evidentemente la brecha sigue siendo bastante amplia.

En ese contexto, el documento cuestiona si la estrategia de vacunación está priorizando la vida humana y toma en cuenta las diversas realidades y condiciones de la población (pues lo dividió por edades) ¿por qué las primeras vacunas se dirigen a Nuevo León, específicamente a San Pedro Garza? y no a los municipios más pobres del país?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *