Gasolinas y gas al alza impulsan inflación en la primera quincena de febrero: Inegi

El Índice Nacional de Precios al Consumidor registró una inflación quincenal de 0.23% en la primera mitad de febrero, así como una inflación anual de 3.84%, la tasa más alta desde octubre de 2020, con lo que se acerca al 4.0%, nivel superior del rango objetivo del Banco de México

La inflación en la primera quincena de febrero mantuvo su tendencia al alza debido principalmente al incremento en el precio de las gasolinas y el gas doméstico LP, de acuerdo con los datos más recientes dados a conocer por el Inegi.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor registró una inflación quincenal de 0.23% en la primera mitad de febrero, así como una inflación anual de 3.84%, la tasa más alta desde octubre de 2020, con lo que se acerca al 4.0%, nivel superior del rango objetivo del Banco de México

“Ante recientes presiones en los precios de las materias primas, destacando sobre todo la fuerte disrupción en energéticos a nivel global la semana pasada por el cierre de actividades en el sur de Estados Unidos debido a las heladas, es muy probable que la dinámica alcista pudiera extenderse”, estimaron analistas económicos de Banorte. 

Entre los bienes y servicios cuyos precios al alza tuvieron mayor incidencia en la inflación, destacan; las gasolinas de bajo y alto octanaje con incrementos quincenales de 1.96% y 1.87% respectivamente; gas doméstico LP, 1.09%; papa y otros tubérculos, 4.77%; pollo, 1.19%; plátanos 6.43%; automóviles, 0.65%; loncherías, fondas, torterías y taquerías, 0.26%; huevo, 1.37%; y alimentos para mascotas, 1.84%. 

Por el contrario, los genéricos cuyos precios a la baja contribuyeron más a contener la inflación, fueron: el jitomate con una disminución quincenal de 20.68%; cebolla, -9.20%; aguacate, -5.24%; nopales, -6.07%; productos para cabello, -1.57%; calabacita, -5.77%; electricidad, -0.23%; chile poblano, -8.98%; melón, -5.58%; otras verduras y legumbres, -1.13%. 

El índice de precios subyacente, que no incluye los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, tuvo un aumento de 0.22% quincenal y de 3.84% anual; por su parte, el índice de precios no subyacente se incrementó 0.26% quincenal y 3.85% anual. 

Al interior del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías crecieron 0.30% quincenal y los de los servicios 0.13%. 

Dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios disminuyeron 0.69% quincenal, mientras que los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno subieron 0.94% en igual periodo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *