Nueva Zelanda mantiene cuarentena; reporta muerte ligada a vacuna Pfizer

WELLINGTON.

La primera ministra de Nueva ZelandaJacinda Ardern, extendió este lunes el confinamiento en Auckland por dos semanas, mientras las autoridades reportaron la primera muerte en el país relacionada con la vacuna covid de Pfizer/BioNTech.

Nueva Zelanda había estado en gran parte libre de virus durante meses, salvo una pequeña cantidad de casos en febrero, hasta que un brote de la variante Delta importada de Australia llevó a Ardern a ordenar un cierre rápido en todo el país el 17 de agosto.

Las infecciones por el brote han llegado a 562, pero el número de casos nuevos diarios se redujo a 53 este lunes, el más bajo en los últimos cinco días.

Sé que todos nos sentimos alentados de que nuestro número sea más bajo de lo que hemos visto en los últimos días y sé que todos estamos dispuestos a que esa tendencia se mantenga», dijo Ardern en una conferencia de prensa.

El trabajo aún no está terminado y tenemos que seguir adelante», agregó.

Alrededor de 1.7 millones de habitantes de Auckland permanecerán en un estricto confinamiento de nivel 4 durante otras dos semanas, mientras que las restricciones para el resto del país se reducirán ligeramente a un nivel 3.

A los duros y rápidos cierres de Ardern, junto con el cierre de la frontera internacional a partir de marzo de 2020, se les atribuyó el control del covid-19 en el país.

Sin embargo, el gobierno ahora enfrenta preguntas sobre el retraso en el lanzamiento de una vacuna, así como el aumento de los costos en un país que depende en gran medida de la fuerza laboral inmigrante.

Alrededor del 21% de la población de 5.1 millones de personas ha sido completamente vacunada, el ritmo más lento entre las naciones ricas del grupo de la OCDE.

Muerte por vacuna

El Ministerio de Salud anunció este lunes que una mujer había muerto debido a la miocarditis, que se sabe que es un efecto secundario poco común de la vacuna covid-19 de Pfizer/BioNTech.

La miocarditis es una inflamación del músculo cardiaco que puede limitar la capacidad del órgano para bombear sangre y puede provocar cambios en los ritmos cardíacos.

Las autoridades no proporcionaron la edad de la mujer.

Pfizer no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios enviada por correo electrónico.

La directora general de salud, Ashley Bloomfield, dijo que el riesgo de miocarditis después de la vacuna era mucho menor que el riesgo de miocarditis después de haber sido infectado con COVID-19.

Y esa es parte de la razón por la que hemos sido muy abiertos sobre este caso», dijo Bloomfield.

También es de gran interés a nivel internacional porque es uno de los pocos casos en los que tenemos la gama completa de evidencia sobre los efectos secundarios y luego pudimos explicar esta muerte», añadió.

Nueva Zelanda ha aprobado provisionalmente el uso de las vacunas Pfizer/BioNTech, Janssen y AstraZeneca, pero solo la vacuna Pfizer/BioNTech ha sido aprobada para su lanzamiento al público.

Ardern dijo que al país le quedan 840 mil dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech y sigue recibiendo 350 mil dosis por semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *