Debanhi Escobar murió a causa de asfixia por sofocación, según nuevo dictamen

Los nuevos resultados tras la autopsia al cuerpo de la joven de 18 años descarta violencia sexual contra Debanhi

Debanhi Escobar falleció a causa de una asfixia por sofocación, en su variedad de obstrucción de orificios respiratorios, no por sumersión, se determinó tras realizar una nueva autopsia al cuerpo de la joven de 18 años; así lo indica el tercer dictamen, que descarta que haya existido violencia sexual.

“No se encontró ninguna evidencia o hallazgo que sustente violencia sexual ni asfixia por sumersión”, señaló Felipe Edmundo Takashi Medina, director general del Instituto de Servicios Periciales y Ciencias Forenses del Poder Judicial de la Ciudad de México.

El cuerpo de Debanhi Escobar fue encontrado al interior de una cisterna en el Motel Nueva Castilla el 21 de abril, después de haber pasado 12 días desaparecida.

Una primera autopsia de la Fiscalía de Nuevo León señaló que murió por una «contusión profunda de cráneo»; después se filtró un peritaje independiente que pidió la familia, que reveló «huellas de una relación sexual violenta» y golpes que indican un presunto feminicidio.

Ambos dictámenes tenían diferencias, uno apreció que no hubo agresión sexual, otro que sí la hubo; en consecuencia, se realizó una tercera autopsia para poder unificar criterios de cuál fue la causa de la muerte de Debanhi

La muerte de la joven de 18 años ha causado revuelo internacional por la imagen que se viralizó de ella abandonada en la carretera por un taxista que supuestamente la acosó, y por las presuntas fallas de la Fiscalía de Nuevo León, que primero indagó el caso como accidente.

La notoriedad del caso provocó la reacción del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se reunió con los padres de Debanhi para externarles el compromiso de ayudar a esclarecer lo sucedido y a que no haya impunidad.

El caso se ha visto como una muestra la doble crisis de violencia machista y de desapariciones en México. En el país son asesinadas en promedio diez mujeres diariamente y muchos de esos casos corresponden a violencia de género, según cifras oficiales. En lo que va de año, tan solo el estado de Nuevo León ha registrado una ola de desapariciones con al menos una treintena de mujeres todavía sin localizar.