César Duarte dejó en Juárez obras acompañadas de favoritismo, corrupción y abandono

Hoy el edificio de los hospitales referidos permanece mudo, abandonado, como monumento a la corrupción del exgobernador de Chihuahua
Ciudad Juárez, Chihuahua.- En su paso por Ciudad Juárez, el gobernador César D. .J, dejó una serie de obras que cambiaron en algunos casos la fisonomía de la ciudad, sin embargo también dejaron una estela de señalamientos de favoritismo, corrupción y abandono.
Durante su administración que duró del 2010 al 2016, el titular del Ejecutivo que ya fue detenido en Estados Unidos, tras estar prófugo, autorizó la realización de varias obras en la frontera, donde hubo serias acusaciones que incluso culminaron en denuncias, por las irregularidades en la asignación, construcción o puesta en operación.

Hay casos emblemáticos como: hospitales de especialidades y cancerología, oficinas de gobierno en Pueblito Mexicano, así como el parque para los policías Cedefam, donde algunos de ellos lucen ahora como “elefantes blancos”.

CEDEFAM, EL PARQUE MALOGRADO

El 13 de enero de 2015, fue inaugurado el Centro de Esparcimiento Familiar (CEDEFAM), concebido como un espacio para elementos de las fuerzas de seguridad y sus familias, que incluiría a policías municipales, estatales y agentes de Tránsito.

Con una inversión aproximada de 52 millones de pesos, las instalaciones del Cedefam de Juárez debieron haber contemplado en una superficie aproximada de mil 500 metros cuadrados, una pista de atletismo, ciclopista, canchas de fútbol, básquetbol, raquetbol, voleibol, una moderna alberca de olas, otras convencionales, toboganes, áreas de convivencia familiar, gimnasio, spa, centro de reuniones, salón de eventos y guardería.
Sólo la mitad de las áreas prometidas, llegó a funcionar.

A la inauguración acudieron el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto y el entonces gobernador de Chihuahua.

De acuerdo al diputado local Gustavo Alfaro, de la pasada legislatura, fue extraño que la administración del parque quedara en manos de una empresa privada de nombre Capaleal, que por el manejo de los parques de Ciudad Juárez y de Cuauhtémoc cobraba mensualmente un millón 740 pesos.
Lo anterior a pesar de que tan sólo el Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado correspondiente al año 2016, contempló un monto de 24 millones 978 mil 690 pesos para ese rubro.

Y eso sin contar que a los propios policías del Municipio y del Estado, les hacían un descuento obligatorio de su nómina, para la supuesta operación de dichas instalaciones, aunque no las usaran o estuvieran cerradas. Se documentó que por año el descuento era de casi 6 milpesos a cada elemento.

Nunca informaron sobre el destino de dichos recursos.

Dicha opacidad iniciada en la gestión de César ‘D’ continuó hasta la administración de Javier Corral.

Hoy el Cedefam luce abandonado.

[srs_total_visitors] [srs_total_pageViews]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *