Concentran 62% de casos 18 estados en semáforo rojo

Entidades fronterizas, aún en zona de riesgo
Tienen 18,983 contagios activos de los 30,478 reportados anoche; el país supera 344 mil casos de coronavirus; López-Gatell niega confrontación con gobernadores por cifras; pide elevar nivel de la prensa
Los 18 estados que este lunes pasan a rojo en el semáforo epidemiológico del gobierno federal concentran más de 62 por ciento de los 30 mil 478 casos activos del nuevo Covid-19 registrados hasta el cierre de ayer.

La entidad con mayor cantidad de pacientes con posibilidad de infectar a otros habitantes es Guanajuato, donde se contabilizan 2 mil 518, seguido de Veracruz, donde hay mil 844, Nuevo León, con mil 673, y Jalisco, con mil 356 activos, según datos de la Secretaría de Salud federal.

No sabemos cuántas personas han tenido contacto con ellos (los casos activos), ni siquiera de su familia. Entonces menos sabemos de los que pudieran estar contagiando fuera de su propia casa, ésta es la primera limitación
Once de los estados que hoy retroceden en semaforización debido al alto riesgo de contagio fueron de los primeros en cambiar a semáforo naranja el pasado 15 de junio, cuando las autoridades hicieron el primer cambio. Se trata de Baja California Sur, Coahuila, Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tamaulipas, Yucatán, Zacatecas y Tabasco, que permanecieron en naranja durante la semana siguiente, con excepción de Tabasco, que para el 22 de junio regresó a rojo.
El médico de la Universidad Nacional Autónoma de México Malaquías López explicó a La Razón que si bien las personas que tienen la infección activa son quienes pueden contagiar con mayor facilidad, el problema es que “cuesta mucho trabajo saber” cuál es el número real, pues en México sólo hay datos de quienes tienen la infección activa porque presentan sintomatología, pero no de asintomáticos.

Tras el cambio en el semáforo, anunciado el pasado 17 de julio, algunas administraciones estatales manifestaron descontento. Los gobernadores de Jalisco, Enrique Alfaro, y de Tabasco, Adán Augusto López, consideraron que las cifras de contagios de la Secretaría de Salud federal no coinciden con los datos recabados por las autoridades locales.

López Cervantes consideró que el semáforo ha perdido credibilidad, dado que los datos que proporciona el gobierno federal no concuerdan con los emitidos por las entidades, lo que podría dar a pensar que el pase de un estado a rojo es una forma de ejercer presión política.

Tal es el caso de Jalisco, que mientras la federación reconoce 10 mil 371 en el acumulado de positivos, el gobierno estatal reconoce más del doble: 22 mil 31.

[srs_total_visitors] [srs_total_pageViews]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *