Torruco promete que se resolverá el problema de artesanos de Chichén

El secretario federal de Turismo, Miguel  Torruco Marqués, aseguró que junto con las diversas autoridades de gobierno van a resolver el “añejo problema” de los artesanos ambulantes de Chichén Itzá, pues señaló que “ha perjudicado la imagen” de dicho sitio prehispánico.
 
Durante una gira por Yucatán, aclaró que se solucionará el conflicto tomando en cuenta que hay que conservar el empleo de los artesanos que ofrecen sus productos en esa ciudadmaya.
 
En entrevista, dijo que ayer habló de este tema con el gobernador Mauricio Vila Dosal y el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, pues la intención es que se arregle en este sexenio.
 
 
 “Y se va a ver cómo se resuelve ese problema añejo que ha perjudicado la imagen, pero también hay que conservar los empleos de los artesanos”, sostuvo, en referencia a los cerca de mil 400 ambulantes que ingresan todos los días al sitio.
 
Torruco Marqués, junto con la secretaria de Fomento Turístico, Michelle Fridman Hirsh, y el secretario de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurab Pololikasvili, realizaron un recorrido en el Pueblo Mágico de Izamal y en Chichén Itzá.
 
Justo desde esa ciudad, el secretario declaró que ya se está reactivando la industria turística del país, por lo que invitó a la gente a viajar con toda las precauciones sanitarias.
 
“Seguimos con la libre sana distancia, México será potencia turística una vez más”, exclamó, teniendo como fondo la pirámide de El Castillo.
 
Por su parte, Fridman Hirsh indicó que si bien Chichén Itzá es un ancla para atraer visitantes, Yucatán tiene más opciones turísticas, como ciudades coloniales, aldeas mayas, playas, Pueblos Mágicos y nuevos productos como el video mapping de Uxmal, entre otros.
 
Dijo que la entidad está abierta para recibir el turismo, sobre todo porque los protocolos de bioseguridad son muy estrictos para que la reactivación económica sea segura.
 
Durante el recorrido por Chichén Itzá, el arqueólogo Juan Octavio Juárez Rodríguez les dio una explicación sobre el Juego de Pelota, el más grande de Mesoamérica, recalcando que no se trataba de un deporte, más bien tenía un sentido ritual porque incluso finalizaba con sacrificios.
 
Y en Izamal, el fraile Juan Pablo Chávez Vargas les contó la historia del convento de San Antonio de Padua, construido en 1948, y que ahora es el santuario de la Virgen María Inmaculada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *