Padres venden a recién nacidas para comer ant

Luego de la retirada del ejército estadounidense y la toma de poder de los talibanes, la situación en Afganistán se ha precarizado a niveles muy altos. En la actualidad existe una grave crisis humanitaria por la falta de comida y medicinas, por lo que algunas familias han comenzado a vender en matrimonio a niñas de apenas 20 días de edad para poder acceder a recursos básicos. 

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas y la organización Human Right Watch, la precaria situación en la que se encontraban las afganas empeoró aún más, por el régimen machista de los talibanes, por lo que la hambruna les ha afectado muchísimo más a las mujeres, ya que algunos padres han recurrido a vender a las más pequeñas. 

El matrimonio infantil, una práctical cruel, pero habitual en Afganistán 

Un estudio sostiene que los matrimonios infantiles son comunes en Afganistán, sin embargo esa práctica tiene consecuencias muy graves para las niñas, quienes constantemente sufren maltrato físico y abuso sexual. De acuerdo con las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) 28% de las mujeres afganas de entre 15 y 49 años se casaron a una edad menor a los 18 años. 

Foto: Archivo. 

Este tipo de enlaces suele mantener a las pequeñas sumidas en la pobreza, pues tienen impedido acudir a la escuela o aplicar para algún empleo remunerado, por lo que estarían en condiciones de «esclavitud contemporánea». Los organismos sostienen que esta situación se agravó con la llegada de los talibanes, pero desafortunadamente no hay forma de documentar. 

Además, a consecuencia de la pandemia del coronavirus, casi 9 millones de personas en el país están a punto de sufrir de inanición; se estima que otros 18.8 millones tienen dificultades para conseguir comida a diario y esta cifra podría aumentar hasta los 23 millones para finales del año, según cálculos de la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Hace unas semanas Alemania y Países Bajos anunciaron su voluntad de prestar asistencia al país asiático, cuyas autoridades aseguraron que aceptarán el apoyo y que proporcionarán las condiciones para que el personal humanitario pueda trabajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.