Conoce las 3 señales para saber si tu mascota es feliz

Las mascotas son esos animales domésticos que llenan de felicidad y alegría todo el hogar. Jugando y divirtiéndose junto a sus dueños, los canes o felinos transforman momentos tristes en situaciones alegres y memorables, particularmente gracias  a su inocencia y espontaneidad. Sin embargo también habrá momentos en donde pensemos que los animales no son felices. En este sentido debemos prestar atención a 3 señales que comprobarán si el perro o gato está atravesando un momento de profunda tristeza.

Cuando observamos a nuestras las mascotas sin energía ni ganas de jugar crecerá la duda para saber si son felices en nuestra familia o si necesitan ser dados en adopción para que disfruten más el día a día. Una de las razones puede ser por no estar cómodo en el lugar debido a que necesitan un gran jardín. Esto se puede verificar analizando el comportamiento y señales que ayudarán a explicar cómo se siente el animal internamente.

Lógicamente si las mascotas se comportan como están acostumbradas en el día a día, no habrá razón para preocuparse, pero si el perro o gato (animales domésticos por excelencia) muestra ciertas señales, habrá que replantearse algunas cuestiones con el fin de generar alegría en ellos y garantizar su felicidad. Y alguna de las soluciones será brindarle tiempo de calidad, sin lujos ni alimentos caros, ya que solo quieren y necesitan mayor compañía con su familia humana, por lo tanto el tiempo ese esencial para ellas.

Por lo tanto, hay 3 señales claves que nos harán pensar si nuestras mascotas realmente son felices. La primera de las 3 alertas está centrada en la tranquilidad del animal. Si el cano o felino está con suma tranquilidad, manso y en paz y no demuestra cambios drásticos en su conducta, todo continuará en sus cauces normales. Aunque, caso contrario, si la mascota está inquieta y molesta, puede que no esté cómoda con su familia.

Foto: Pixabay

La segunda de las señales que pueden demostrar que los animales están molestos y no son felices es su alimentación porque más allá de la comida, si el animal con come, habrá que preocuparse. La tercera y última clave radica en el descanso de las mascotas, ya que es normal que duerman, pero si lo hacen de forma excesiva, podría ser un síntoma de tristeza.

Foto: Pixabay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.